MARTÍN PALLÍN: «EL URBANISMO DESMORALIZA A LOS CIUDADANOS»
El Mundo (Su Vivienda) - 25 de septiembre de 2006
 
José A. Martín Pallín MAGISTRADO DEL TRIBUNAL SUPREMO

Para los males del urbanismo, medicinas jurídicas. José Antonio Martín Pallín, magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, apuesta por que la jurisdicción contencioso-administrativa paralice los planes urbanísticos sospechosos de ilegalidad, que se resuelvan en un plazo máximo de un año y que se potencie la vía penal en los delitos relacionados con la construcción.

Pregunta.- ¿Qué sucede con el urbanismo en España?

Respuesta.- Es un hecho evidente, que incluso ha trascendido más allá de las fronteras, las fuertes críticas no sólo de algunos aspectos de las leyes que regulan el desarrollo urbanístico, sino también de la forma de aplicarlas y de la insuficiente y tardía respuesta de los tribunales de justicia cuando el conflicto llega a la jurisdicción de lo contencioso-administrativo y, en casos excepcionales, a la penal. No es una campaña de desprestigio, como muchos insinúan diciendo incluso que hay interés por parte de los países competidores en materia de segunda residencia para desviar posibles compradores. La verdad es que no puede pasar mucho más tiempo sin que se produzcan consecuencias graves desde el punto de vista económico y ambiental.

P.- ¿Cuáles son los puntos negros?

R.- En primer lugar, nuestro sistema constitucional garantiza la autonomía municipal. Si se hace una lectura literal, como de hecho se está haciendo, llegamos a la conclusión de que cada uno de los 8.108 municipios de España puede hacer de su capa un sayo. Esta irracionalidad no se sostiene porque llega un momento en el que los proyectos chocan. Segundo: la forma en que se utiliza la figura del agente urbanizador. Teóricamente tiene algunas ventajas, porque agiliza el desarrollo de suelo, pero en la práctica se ha demostrado que es un foco de especulación y corrupción. Lo tercero, la financiación de los ayuntamientos. Su forma de buscarse la vida a través de planes disparatados supone dinero para hoy e infinidad de gastos para mañana, porque las infraestructuras las tendrán que pagar los vecinos. Y cuarto: la utilización del urbanismo como forma de financiación encubierta de los partidos políticos. La situación es muy preocupante porque crea cierta desmoralización en los ciudadanos. Y el desarrollo urbanístico está dentro de los intereses generales que protege la Constitución.

P.- ¿Existen soluciones eficaces?

R.- Desde mi punto de vista, no veo inconveniente para que hubiera incluso una agencia de desarrollo urbanístico de ámbito estatal que marcase las líneas directrices y que, en el caso de que se traspasasen, pudiese intervenir para anular los planes de ordenación urbana. Aquí entra la jurisdicción contencioso-administrativa para decir si se ajusta o no. Hasta ahora no ha dado respuestas en tiempo razonable y, cuando alguna vez se ha anulado un plan, han transcurrido ocho o 10 años. Para entonces es prácticamente imposible restituir el daño causado.

P.- ¿Qué se puede hacer para acabar con este tipo de situaciones?

R.- La jurisdicción contencioso-administrativa tiene facultades cautelarísimas de paralización preventiva. Ahora bien, hay que lograr que tenga medios materiales y procesales para que en un año se resuelva. Es factible si se hacen algunos retoques. Además, ha llegado el momento de que el Derecho Penal actúe con la mayor potencialidad.

P.- ¿Será factible a corto plazo?

R.- La reciente creación de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo va a impulsar la vía penal. En cada una de las comunidades habrá una delegación que estará sobre el terreno para recibir las denuncias y decidir si podría tratarse de hechos delictivos. Así como el Derecho Penal no tiene efectos disuasorios para los que cometen delitos por su marginalidad o desajustes emocionales, creo que sí tendrá consecuencias muy positivas en la reducción de delitos relacionados con el urbanismo.

P.- Con el bombo mediático que se le ha dado al 'caso Marbella', ¿se ha desviado la atención de otras situaciones más graves? ''

R.- Marbella ha tenido un 'efecto' 'foco' desde el punto de vista urbanístico por el lujo y los personajes famosos asociados a ella, pero desde luego los graves problemas están en las expansiones de las grandes urbes y en los proyectos faraónicos previstos en algunas zonas sin tener en cuenta ni las infraestructuras ni el impacto ambiental.

P.- El medio ambiente, de hecho, parece uno de los retos futuros...

R.- Empieza a haber conciencia entre los que trabajamos en los tribunales de justicia, en las escuelas y medios de comunicación, en los propios ayuntamientos... Pero ha estado parado durante años y se han producido algunos daños que son irreparables.

enlace a la noticia

 
NOTA: Si crees interesante esta noticia, colabora con su difusión copiando este link y pegándolo en otros foros y blogs:
http://www.viviendadigna.org/?ver_noticia.php?id=4309
 
COMENTA ESTA NOTICIA
 
Nombre/Nick:
  Clave:
(opcional, para usuarios
 registrados en el foro)
Comentario:
 
Introduzca los caracteres de la imagen: Captcha
 
 
ENVÍA ESTA NOTICIA A UN AMIGO
 
Tu email:
  Email de tu amigo:
 
 
 

© 2003-2019. Plataforma por una Vivienda Digna